Esta madrugada se celebra en muchos puntos del mundo la denominada “Noche de San Juan” donde miles de hogueras arderán como muestra de la celebración del solsticio de verano.
Esta fiesta milenaria de origen pagano cuenta con diferentes leyendas, siendo unas de las más bonitas la que dice que el sol estaba enamorado de la tierra, y cada madrugada del 24 de junio conseguía llegar a besarla. De ahí la celebración y la exaltación de este romance.

La Noche de San Juan se convierte así en una celebración digna de celebrar cada año, aunque por desgracia, a la tradición de las hogueras se le han unido otro tipo de “exaltaciones de la festividad” que pueden amargar la noche a nuestros animales.
Nos referimos a la popular forma de celebrar estas festividades mediante el uso de petardos.
Si bien, lo ideal es sería que este tipo de forma de festejar una fiesta estuviera prohibida (nos referimos a los petardos), podemos intentar que nuestros perros y gatos, así como otros animales de casa pasen esta fiesta lo mejor posible y con el menor número de sustos posibles.

Infografia sobre como debemos actuar ante un perro con miedo a los petardos o los fuegos articiales

Planifica tus paseos antes de la fiesta.

Por desgracia, no son muchos los perros que se pierden o que salen huyendo por los sonidos de los petardos.
Los animales presos del pánico no suelen responder ni a ordenes ni a la llamada, por lo que lo ideal es hacer el paseo de la noche antes de las celebraciones y evitar llevarlos sueltos.
Si por un casual no puedes adelantar el paseo, recuerda, no sueltes a tu perro y llévalo correctamente identificado.

Cierra puertas y ventanas.
Ya sabemos que siendo verano este punto es un poco complicado, pero debemos intentar que el ruido de los petardos llegue en la menor medida posible.

No le dejes solo o pon música o televisión.
Si por un casual no vas a poder estar en casa con tus animales, deberemos intentar que el ruido que entre sea el más distorsionado posible, y sobre todo, evitar que los niveles de ansiedad se disparen. Dejar la televisión o la radio encendida puede ayudar.
Así como dejaremos de libre acceso a la zona de la casa donde sabemos que a nuestro animal le gusta estar, su zona de confort para entendernos.
Aunque si es un perro con mucho miedo, lo ideal sería evitar esta noche el dejarlos solos.

Si estas en casa…
Intenta actuar con naturalidad, debemos de intentar restar importancia a lo que ocurre, por lo que no debemos de premiar con caricias ni intentar dar un trato diferente al animal con el fin de intentar normalizar la situación.
El animal no entiende lo que ocurre, pero si además nosotros actuamos diferentes podemos agravar la situación.

Ayudale con remedios naturales
El uso de feromonas y hiervas puede ayudar a hacer más llevadera la situación.
En casos en los que el miedo es muy intenso, lo más recomendable sería preguntar a tu veterinario, ya que en ocasiones se requiere medicación.

La noche de San Juan es una noche de celebración del amor, por ello, cuidemos que no la pasen mal aquellos que cada día nos dan amor de forma incondicional.

¿Te ha gustado? ¡¡Llévatelo donde quieras!!